Renfe y Adif señalizan itinerarios de tránsito y espera para los viajeros de las estaciones de Bilbao Abando y San Mamés, para favorecer la distancia social de los usuarios por las instalaciones ferroviarias que registran un mayor flujo de viajeros.

Concretamente, se colocará señalización en los andenes de cercanías, para evitar aglomeraciones en el proceso de llegada de viajeros, con aquellos que esperan para viajar. En la misma línea, se marcará el itinerario a seguir para el cruce de las canceladoras de viajeros que acceden y salen del recinto.

En los vestíbulos de las estaciones se colocará una señalización que canalice los movimientos de viajeros y reduzca en lo posible los cruces, contribuyendo así a agilizar el tránsito por las instalaciones, desde que entran en la estación hasta que acceden al tren desde el andén; y, a la inversa, desde que el viajero se baja del tren y continúa su recorrido o bien para salir de la estación o para trasbordar a otro medio de transporte.

El objetivo es favorecer la seguridad en el movimiento de los usuarios por las instalaciones ferroviarias que prestan servicios de cercanías y concentran un mayor flujo de viajeros.

En las estaciones, además se han colocado carteles informativos recordando la obligatoriedad de uso de las mascarillas en el transporte público, y la importancia de mantener la distancia social en las instalaciones.

Desde el inicio de la pandemia, se precintaron los bancos y zonas de descanso de las estaciones, en línea con la recomendación de permanecer en las instalaciones el tiempo imprescindible, y no viajar si no es indispensable.

Todas las medidas adoptadas se han ido adaptando a las necesidades de cada momento desde que se decretó el estado de alarma, y en la misma línea se irán modificando con el previsible aumento de la movilidad en las distintas fases del desconfinamiento.

Se marcarán los andenes para evitar aglomeraciones en los cruces de viajeros, se crearán itinerarios de acceso y salida de las canceladoras, y de los movimientos por escaleras y vestíbulos.

Coincidiendo con la recuperación de la actividad habitual de los servicios de viajeros en las líneas de cercanías del País Vasco, Renfe ha lanzado una campaña informativa, recordando al usuario las normas esenciales y de responsabilidad social del viajero que permitan hacer de los trenes y entornos ferroviarios espacios de uso en las condiciones más idóneas para todos.