Desde el lunes 20 de abril en trenes Ave, Larga Distancia y trenes con reserva de plaza

Se trata de poder contactar con la mayor celeridad posible con los viajeros en caso de necesidad por alerta sanitaria o incidentes en la circulación

Durante el estado de alarma, Renfe da cumplimiento a las recomendaciones sanitarias sobre distancia entre viajeros y desaconseja viajar salvo por razones inaplazables o de extrema necesidad

Renfe va a implantar a partir del lunes 20 de abril el billete personalizado en todos sus canales de venta y para todos los servicios comerciales (Ave, Alvia, Euromed…) y trenes con reserva de plaza. Se trata de una medida preventiva para poder contactar a los viajeros en caso de necesidad por la alerta sanitaria o incidencia en la circulación.

Las ventas a través de renfe.com, App RenfeTicket, taquillas de estaciones y venta telefónica serán las primeras en adoptar los billetes personalizados, y posteriormente se implantará también en agencias de viaje presenciales y agencias on line.

Durante el proceso de compra del billete, será obligatorio introducir el número de teléfono móvil y los datos de contacto del viajero. Así, Renfe podrá contactar con todos aquellos que utilicen el tren como medio de transporte si fuera necesario y con la mayor celeridad en caso de urgencia por motivos de seguridad, incidencias o cambios del servicio o por motivos de salud, para que se puedan accionar los protocolos adecuados.

Datos personales protegidos

Gracias al billete personalizado se contará con los datos básicos de la persona que realiza el viaje. Será obligatorio introducir el número de teléfono móvil y los datos de contacto. El número de la tarjeta de fidelización será opcional, en caso de que sea un cliente que forme parte del Programa +Renfe. El tratamiento de datos personales cumplirá con todas las obligaciones que impone la normativa vigente en materia de protección de datos.

La situación actual ante la crisis sanitaria aconseja implantar el billete personalizado, que repercutirá en un beneficio de los viajeros, sus familias, el personal de a bordo de los trenes y, en definitiva, de la sociedad. Al poder contactar de forma inmediata con los viajeros se les podrá informar, por ejemplo, si han podido estar en contacto con personas contagiadas por el Covid-19 y se puedan poner en marcha lo antes posible los protocolos sanitarios.